El pequeño tenía 9 años de edad, ya con una edad para saber que su madre engañaba a su padre con otro hombre, el en varias ocasiones vio al amenté entrar a su casa y subir a la habitación de sus padres cuando su papá trabajaba, y un día la curiosidad lo hizo ir a la habitación antes de que llegara el amante de la mamá y se escondió en el armario para ver qué era lo que pasaba en la habitación.

mientras estaba allí dentro entra la madre con el amante a la habitación pero se escucha el carro del papá que regreso por algo que se le había quedado y entonces la mamá le dice al amenté que se esconda en el armario mientras ella entretiene al marido, ya en el armario se encuentra con el chico y ah lo que el chico le dice !hola no crees que está muy oscuro aquí!

y el amante le contesta si esta oscuro aquí, entonces el niño le dice te vendo una pelota y el amenté le responde !no gracias no necesito una pelota, y el niño le dice si no me la compras le digo a mi papa que estuviste aquí, el amente le dice ok cuanto quieres y el niño le vende la pelota por 300 dólares, y el acepto para que no lo delatara.

Al día siguiente le vendió un guante por 700 dólares el amante indignado por el chantaje del niño tuvo que pagarle, pocos días después el papa le dice al niño que van a jugar que busque el guante y la pelota y el niño le contesta que no tiene el guante ni la pelota porque lo había vendido.

el papa asombrado por la venta le dice que en cuanto los vendió, y el niño le responde que por 1000 dolores, el padre se queda con la boca abierta al escuchar esta cifra y le dice que eso no estuvo bien que el engaño a algún compañero.

A la mañana siguiente el padre le dice al niño que ese dinero lo lleve a la iglesia y que se confiese con el padre por lo que había hecho entonces van a la iglesia y el niño entra al confesionario y le dice al padre !hola no cree que está muy oscuro aquí! A lo que el padre le contesta ¡Otra vez con el mismo cuento ahora que me venderás!