El bochornoso partido suspendido entre Serbia y Albania dejó varios interrogantes. Cuándo se volverá a jugar, cuál será la sanción, si se debió permitir este duelo, teniendo en cuenta el todavía fresco pasado de guerra entre estos países.

Lo cierto es que de todo esto salió un nuevo héroe y es Stefan Mitrovic, el jugador serbio del Freiburgo de Alemania que tomó la decisión de bajar el drene que mostró la bandera de la “Gran Albania”, una provocación sin precedentes que la UEFA, obviamente, no tuvo en cuenta, como décimos arriba.

Stefan Petrovic, de desconocido a nuevo héroe europeo
Stefan Petrovic, de desconocido a nuevo héroe europeo

Inmediatamente después de la acción de Mitrovic, los jugadores de Albania se fueron encima pidiendo explicaciones y la cosa fue a mayores hasta la conocida suspensión del juego.  Otro jugador del dominado serbio, Antonio Rukavina, dio su versión de los hechos: “He hablado con Mitrovic y lo que está claro es que lo de la bandera fue una provocación», explicó, en referencia a la acción de su compatriota. «En el campo todo iba bien entre los jugadores hasta que sucede esto. No se puede controlar, pero Mitrovic solo quería quitar la bandera cuando sucedió esto».

El partido entre Serbia y Albania, de clasificación para la Eurocopa 2016, ha sido suspendido debido a un amago de enfrentamiento entre los jugadores, al lanzamiento de petardos y bengalas desde la grada y a un intento de invasión del campo por parte de los aficionados serbios tras la irrupción de un dron con una bandera de la Gran Albania. El juego quedó interrumpido en el minuto 41 por el árbitro inglés Martin Atkinson y los jugadores se retiraron a los vestuarios, a la espera de que el colegiado decidiera si continuaba el encuentro. El incidente se produjo cuando un dron comenzó a sobrevolar el estadio del Partizán con una bandera de la denominada ‘Gran Albania’, lo que provocó la indignación de los espectadores.