Muchas personas coinciden en que el cabello rizado es muy sexy: las suaves ondas cayendo sobre los hombros de una mujer le dan un toque alocado y diferente. Pero como no todo es miel sobre hojuelas, tener el cabello ondulado también representa muchos cuidados y tiempo invertido en tratar de dominar esa rebelde cabellera.

A continuación te presentamos algunas de las luchas que definitivamente ninguna chica que tenga el cabello lacio entenderá jamás.

  • 1. Cuánto duele saber que el peinado se arruinará en cuanto cruces la puerta
  • 2. Tener todo un arsenal de productos para el cabello
  • 3. Tener que lidiar con los jalones de cabello cuando alguien intenta desenredarlo
  • 4. Nunca tener suficiente acondicionador para controlar el frizz
  • 5. La oración diaria que todas las personas de cabello ondulado rezan a su dios del cabello
  • 6. Tratar de encontrar un producto perfecto para la textura de tu cabello entre los 10 millones de opciones que existen
  • 7. Cuando las personas quieren comprobar todo el tiempo que es real
  • 8. Cuando las botellas dicen que sólo necesitas aplicar el producto de el tamaño de una almendra
  • 9. O cuando accidentalmente pones demasiado producto y tu cabello queda rígido
  • 10. No entender porqué las personas piensan que cepillo y peine pueden resolver todos tus problemas
  • 11. Cómo esto se ha convertido en tu salvador cada día
  • 12. Tener que ver este triste espectáculo después de la primera vez que las usas
  • 13. La total irrelevancia de los debates baño nocturno vs. baño diurno
  • 14. La frustración de escuchar que se refieren a tu cabello como corto, cuando en realidad…
  • 15. Que jamás encuentres atractivo cuando las personas hablan sobre cualquier actividad que involucre a la lluvia: bailar, caminar, besar…
  • 16. Gastar la mayor parte de tu dinero en tratamientos antifrizz
  • 17. Nunca saber que cómo lucirá tu cabello cuando llegues a tu destino
  • 18. Saber que hay una gran posibilidad de que algunas horquillas estén colgando en algún lugar en tu cabello
  • 19. Decidir alaciarlo y darte cuenta siete días después que apenas vas a la mitad
  • 20. Que aunque tome demasiado trabajo es muy, muy especial tener maravillosos y sorprendentes rizos