La quemaron con agua hirviendo. Cuando la encuentran, de su piel sale esto

Normalmente los perros que Wilson Martins Coutinho rescata de las sucias calles de Río de Janeiro se encuentran en un terrible estado y han pasado por terribles sufrimientos.

Pero lo que le sucede a esta bola de pelo es increíble, un caso completamente insólito.

En una de sus habituales vueltas por la ciudad, en las que recoge perros callejeros de las calles, se encuentra con una perrita, cuyo caso es el peor que ha visto nunca. Tan solo las fotos te harán temblar.

La perrita no le llega ni a las rodillas, pero los agujeros que tiene en el cuello son lo suficientemente grandes para meter un dedo dentro. A este animalito lo bañaban cada día en agua hirviendo, causándole dolores indescriptibles.

La inflamación y heridas que la perrita sufre son de las peores que Wilson ha visto en su vida. La llama “Anja” y se la lleva consigo de inmediato. La perrita necesita ayuda urgente…¡cada segundo cuenta!

quemaron3

Las siguientes imágenes son difíciles de soportar, y es que lo que sufrió este animal debió ser horrible. El único consuelo que nos queda es que alguien que ama a los animales está cuidando de la perrita.

Cuando llega a casa, Wilson duerme a Anja con anestesia, tras lo que puede ponerse manos a la obra.

Wilson usa desinfectante en sus heridas y tiene que quitarle parte del pelo. Es la única manera de tratarle las heridas. Para Wilson el estado de esta perrita es un shock.

A continuación, Wilson trata a Anja contra pulgas y garrapatas, y la envuelve en vendajes. Lo bueno es que esta está dormida y no sufre dolor alguno.

Cuando Anja vuelve a despertar, Wilson le tiene preparada rica comida fortalecedora. ¡El apetito de la pequeña hace que las pocas esperanzas de Wilson crezcan!

quemaron8

Y, entonces, por primera vez Anja se despierta en una casa segura, limpia, sobre una suave manta. Las heridas han hecho gran mella en ella pero se siente segura y se duerme de inmediato. Pero, te avisamos: las siguientes imágenes son difíciles de ver.

Al día siguiente, Wilson le inspecciona las heridas. Y entonces llega el shock: en las profundas heridas se han instalado gusanos. Wilson y su compañera han de extraerlos con cuidado.

Le ponen desinfectante de nuevo y aunque solo ha pasado un día, la inflamación se ha reducido muchísimo. ¡Anja es una luchadora nata!

quemaron13

Como recompensa por su valentía, sus rescatadores le dan a Anja el aperitivo más delicioso! Anja lo devora con ganas. Hasta el último bocado.

Le curan y lavan las heridas cada día. Incluso la peor hinchazón que tiene bajo la mandíbula empieza a disminuir.

Y entonces ocurre algo que nadie esperaba: las heridas de Anja se curan por completo. La pequeña luchadora es tan fuerte que no le queda casi ninguna cicatriz. Solo ha de crecerle el pelo de nuevo.

Wilson adopta a la perrita mientras le encuentra una buena familia. Y, como ves, nuestra pequeña amiguita no tiene problemas en quedarse con su salvador por un tiempo. Esta acción es realmente conmovedora.

quemaron17

quemaron18

Si esta historia te pareció tan conmovedora como a mí, compártela con todos tus amigos. Y es que la gente necesita más gente como Wilson.

Comparte esta nota:
Buscando sobre Cristiano Ronaldo:
Notas Relacionadas:
Deja tu comentario
Tu Comentario