Cristiano Ronaldo  ha concedido una entrevista en CNN y en su declaración se desató hablando de su vida personal, confesando sus sospechas de dar una mala imagen, algo de lo que no está seguro un 100% pero que es todo un hecho desde hace varios años atrás.

Así lo dijo el famoso futbolista portugués, quien ha presentado su nueva línea de ropa diseñada por Nike: “No es algo sobre lo que quiera llorar, pero a veces creo que es así. No puedo estar seguro al 100% porque no lo sé, pero sí que creo que a veces doy una mala imagen o me ven como un arrogante porque soy demasiado serio en el campo”.

cristiano ronaldo sospecha dar mala imagen
Cristiano Ronaldo sospecha dar una mala imagen

Así pues además de decir que por su seriedad en las canchas lo ven como una persona arrogante, se ha considerado víctima de este tipo de acusaciones argumentando que se dan de personas que no lo conocen realmente: “Aprendo de mis errores, eso es la vida. Algunas veces soy una víctima porque no conocen al verdadero Cristiano. Si realmente me conociesen, si fueran mis amigos, si les dejase entrar en mi casa y compartir un día conmigo, verían cuánto odio perder. Pero eso es parte de la vida. Y así soy yo”.

Y asegurando que no es arrogante aclaró que no le gusta perder que es competitivo y que esto las personas lo catalogan de otra manera, y comunicando que no le gusta que lo vean de esta forma, como “arrogante”.

“Soy un hombre competitivo, no me gusta perder. La gente interpreta eso de una forma diferente, lo que me molesta porque no me gusta que me vean así. Me gustaría poder hablar con aquellos que creen que soy arrogante y demostrarles cómo es el verdadero Cristiano. Creo que lo necesitan”, ha expresado en la entrevista.

Es que en parte la imagen de no tan solo Cristiano Ronaldo sino de muchos futbolistas madridistas se ha visto empañada aún más desde que el Real Madrid impuso limites a sus jugadores, es que el conjunto blanco les prohíbe conceder entrevistas en España, pues donde podrán realizarlas serán en el extranjero, además de abrirse al público, ya que sus entrenamientos son cerrados y sus aterrizajes en aeropuertos son en pistas privadas.