Ha llegado el momento de desempolvar tus leggings y portarlos con orgullo. De la moda lo que te acomoda, y es que estas prendas se han convertido en unas de las favoritas de las mujeres…pero no a todas les va bien.

Usar leggings o mallones, es todo un ritual, por lo que aquí te decimos 10 puntos que debes considerar antes de salir a la calle, toma nota :

1.- Mídetelos antes de comprarlos.- Asegúrate de que la talla de tus leggings es correcta y que no andarás por ahí presumiendo tu tamal caliente o lo hambriento de tu trasero

2.- No son medias.- Recuerda que son diferentes piezas de ropa y una no sustituye a la otra.

3.- Evítalos si eres llenita.- Los leggings mostrarán toda tu figura por lo que si tienes sobrepeso no te van a favorecer, si no tienes opción, asegúrate de que tu blusa cubra hasta debajo de tu trasero o podrías sufrir accidentes.

4.- Aléjate de los que son color carne.- Se confundirá con tus piernas y parecerá que vas por la calle como Dios te trajo al mundo.

5.- No son para hombres.- Este punto no se discute.

6.- Cuida el color de tu ropa interior.- Debido a que los mallones son elásticos, pueden revelar el color de tu ropa interior, si usas un mallón claro, tu ropa debe ser igual, si es oscuro, tu ropa interior también debe ser oscura.

7.- No son para hacer ejercicio.- Aunque son muy cómodos, no son para llevar al gimnasio o ir a correr.

8.- No son fajas.- Olvídate de que los leggings esconden esas cosas que sobresalen en tu abdomen y piernas, al contrario, mostrarán tus imperfecciones.

9.- Cuidado con los estampados.- Si eres llenita utiliza los leggings en colores lisos, si eres muy delgada emplea estampados…no al revés.

Si los sabes usar bien, lucirás tan hermosa como siempre, evita convertirte en la burla de tu cuadra siguiendo estos útiles consejos.