El Arsenal volvió este sábado a la senda del triunfo en Premier League tras derrotar en St James Park a un aguerrido Newcastle, que jugó 75 minutos con un hombre menos, por 0-1 gracias a un tanto en propia puerta del argentino Fabricio Coloccini al poco de iniciarse el segundo tiempo. Los locales sufrieron la tempranera expulsión de su fichaje estrella este verano, el serbio Aleksandar Mitrovic, un futbolista con capacidades de estrella pero con cabeza de juvenil, lo que obligó a Steve McClaren a alterar su plan de juego.

El joven atacante serbio, fichado procedente del Anderlecht, al que McClaren le pidió durante la pasada semana más concentración y cabeza después de acumular dos amarillas en sus primeros tres partidos ligueros, fue expulsado al cuarto de hora por una durísima entrada sobre el francés Francis Coquelin. Con un hombre más, el Arsenal tuvo la posición y dominó el juego en el campo de su rival, pero sus aproximaciones se perdieron una y otra vez en las inmediaciones de Tim Krul.

Pasada la media hora de partido llegó la mejor ocasión de los londinenses con un disparo desde 30 metros de Alexis Sánchez que repelió Krul. El posterior rechazo lo cazó Walcott, pero el gigante holandés, desde el suelo, logró enviarlo a saque de esquina evitando el tanto visitante. A los seis minutos de la reanudación, y con el Arsenal volcado sobre la meta de las ‘urracas’, llegó el tanto visitante, obra de Coloccini en propia puerta tras un disparo deAlex Oxlade-Chamberlain.

McClaren se fue a por el partido y dio entrada a tres delanteros, Ayoze Pérez, Papiss Cissé y Siem de Jong, en lugar d Vurnon Anita, Moussa Sissoko y Florian Thauvin, respectivamente, pero ninguno de ellos logró acercarse al área de Petr Cech, un mero espectador este sábado en St James Park.