La llamaron “La Bebé Burger King”. Su historia se hizo noticia nacional en 1986; una historia muchos creían que Katheryn Deprill nunca sería capaz de contar. El 15 de septiembre de 1986, Katheryn Deprill tenía una hora de edad cuando su madre tomó la decisión de dejarla en un baño Burger King. Cuando los trabajadores del lugar oyeron sus gritos, descubrieron que tristemente había una niña pequeña escondida debajo de un fregadero.

 Pero la historia de Katheryn tiene un final feliz, al igual que la de Halle Burke, que fue dejado en una estación de bomberos y adoptado por padres amorosos. Ella iría a ser adoptada por unos padres que la cuidarían con amor, y que además la apoyarían a encontrar a su madre biológica; ya que había una parte que le faltaba, la parte de ella que quería saber de dónde venía. Jamás estuvo molestaba con su madre biológica, pero siempre se preguntó qué pasó.

“No me puedo imaginar por lo que tuvo que pasar,” dijo Katheryn. “Ella pudo haber estado en una relación muy abusiva. Hay tantas cosas que podrían haber sido y no las sabrás hasta caminar una milla en sus zapatos”.

El 15 de septiembre de 1986, cuando tenía solo unas horas de edad, la madre biológica de Katheryn Deprill entró en un cuarto de baño Burger King y la abandonó.

Los clientes comenzaron a escuchar los gritos de un bebé, y allí fue cuando los trabajadores la descubrieron debajo del fregadero. Estaba envuelta en nada más que un suéter rojo. El misterio de “La Bebé Burger King” se hizo noticia nacional.

¿Qué clase de madre sería capaz de hacer esto? Pasó por las mentes de todos en cuestión de segundos. Le tomaría a la Katheryn de 27 años saber la respuesta.

Katheryn sería adoptada pronto por Brenda y Carl Hollis. Y no fue sino hasta que tuvo 12 años, mientras trabajaba en un proyecto del árbol genealógico para la escuela, que sus padres le dijeron que era adoptada.

Le entregaron un álbum de fotos con recortes de periódicos y fotos de bebé. La niña de 12 años de edad luego se enteró de que ella había sido dejada en un Burger King.

Cuando Katheryn tuvo 27 años, publicó en su Facebook esta foto de sí misma con un cartel que decía: “En busca de mi madre biológica. Ella me dio a luz 15 el de septiembre de 1986. Me abandonó en un baño del Burger King con solo unas horas de edad en Allentown PA. Por favor, ayúdame a encontrarla compartiendo mi publicación. Tal vez ella vea esto. Gracias.”

Después de solo dos semanas, la madre biológica de Katheryn Cathy Pochek se contactó con ella.

En ese momento supo la terrible verdad. Cathy tenía 16 años cuando fue violada mientras viajaron al extranjero con su familia. Avergonzada de su embarazo, ella lo escondió de sus padres y todo el mundo que la conocía. Dio a luz en secreto en su propio dormitorio, y a continuación, horas más tarde entró al baño de un Burger King y dejó allí a su bebé.

Katheryn entiende por qué, “Ella me dejó en un lugar donde sabía que sería encontrada”, dijo. “Ella no quería tirarme por ahí”. Cathy sabe que ella será juzgada, pero cree que vale la pena si puede convencer a la otra madre de hacer las cosas un poco diferentes.

¡Mira la alegre reunión de esta madre y su hija en el video de abajo!

¿Qué opinas de esto? ¡Déjanos tu comentario y no te lo quedes para ti, compártelo con tus amigos!